jueves, 1 de julio de 2010

1 de julio de 1906: se aprueba en Berlín el uso internacional del SOS

No cabe duda de que la telegrafía fue un paso de gigante dentro de la comunicación marítima, lo que permitía a barcos situados a muchas millas de distancia estar en contacto tanto con zonas de tierra como de mar (o sea, otras embarcaciones).

Junto al uso para fines bélicos (desgraciadamente los avances tecnológicos le deben mucho a la guerra), el poder pedir auxilio cuando se navega en los imprevisibles océanos y no depender únicamente de que alguien se cruzara en tu camino fue un avance enorme.

Nacía para tal fin el Código Morse y, a continuación, la primera señal de auxilio, CQD: CQ (Copy Quality), que es el código general de llamada, y D de 'distress', problema en castellano. Los más avispados lo interpretaron como "Come Quicky, Distress", o sea, "vengan rápido, problemas".

Sin embargo, el 1 de julio de 1906 fue aprobada en la Conferencia Internacional de la Comunicación Inalámbrica en Mar de Berlín una nueva señal, el SOS, bastante más sencilla de usar y, sobre todo, de recordar.

Sólo hace falta echar un vistazo al código de cada una de las señales:

CQD: — · — · / — — · — / — · ·

SOS: ··· — — — ···
(aquí se puede oír)

Como se puede comprobar el segundo es bastante más sencillo, aunque igual que ocurrió con el CQD no fueron pocos los que ingeniaron 'trucos' para recordarlo.
Los más populares fueron, en inglés, "Save our souls" (salven nuestras almas); "Save Our Ship" (salven nuestro barco) o, más dramático, "Save or Socom" (salvadnos o moriremos). En español tampoco faltaron ocurrencias, como "Salvadnos o Socorrednos", "Socorro oh Socorro", "Solicito Oportuno Socorro" o, con algo de humor negro, "Salvadnos o Sepultarnos".

Alemania ya adoptó esta señal un año antes de la conferencia de Berlín, y los británicos, muy conservadores, mantuvieron el uso del CQD.
De hecho, se cree erróneamente que fue a bordo del Titanic, durante su hundimiento el 14 de abril de 1912, cuando se usó por primera vez esta señal.
El capitán Edward John Smith ordenó a su telégrafo Jack Philip que pidiera auxilio usando el códido CQD (CQD CQD CQD CQD CQD CQD de MGY MGY MGY MGY MGY position 41.44 N 50.24 W), aunque sí es cierto que también hizo uso del SOS, tal era su desesperación.

Sí es verdad que el uso del SOS en el hundimiento del Titanic sirvió para se diera a conocer en todo el mundo.

Fuente: Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada