lunes, 7 de junio de 2010

7 de Junio de 1497: Vasco de Gama, Rumbo a la India


El rey Manuel I de Portugal ve partir en esta fecha la arriesgada expedición marítima a la India desde Lisboa, formada por 2 naos, una carabela y otro pequeño navío al mando de Vasco da Gama.

A la postre esta expedición sería la más fructífera y exitosa y marcaría una era de dominio luso tanto en la propia India como oeste de África y los estados árabes del golfo de Adén, e incluso más allá a China y Japón.

Se había planeado y preparado durante el reinado de su antecesor Juan II, llegando incluso a enviar por vías ya conocidas a dos agentes encubiertos dispuestos a recabar información y contactos sin hacer sospechar a los monopolios venecianos y musulmanes de la ruta tradicional. Sin embargo, la expedición había sido desbaratada en varias ocasiones por la fuerte oposición de la nobleza lusa, que se contentaba con el floreciente dominio portugués del Norte de África y desarrollar el aprovechamiento del Golfo de Guinea, y no afrontar el costoso mantenimiento y control de la ruta abierta. Pero con el nuevo rey en el trono se despejó toda resistencia en la corte y se finalizaron los preparativos, que entre otras cosas debían de asegurar tanto puertos y asentamientos en la ruta, como el asentamiento y relación en la propia India, de hecho una parte de la numerosa tripulación debía permanecer en la futura colonia.

El viaje durará casi un año siguiendo hasta Mozambique las indicaciones dadas por el viaje del precursor Bartolomé Dias, a partir de aquí además del desconocimiento de las costas, se encontraron con le oposición malévola de los estados rivereños dominados por los árabes, asi como el desgaste del largo trayecto ya realizado. Con la inestimable ayuda de un piloto árabe que conocía bien el índico y el régimen de monzones, cruzaron sin mayores problemas sin tener que costear.

El desembarco se produjo cerca de la importante ciudad de Calicut, donde los comerciantes árabes hicieron todo lo posible por evitar la llegada de los europeos, poniendo la población nativa en contra y atacando incluso a los navíos de Da Gama. Éste, por otra parte buscaba equivocadamente el apoyo de una supuesta parte de la población hindú, que creía en su mayoría cristiana teniendo en cuenta la tradición que recordaba a Santo Tomás como apóstol de aquellas tierras, llegando incluso en su error a confundir representaciones y templos hindús con detalles de la iconografía cristiana.

Con todo consiguió que el rechazo no fuera firme, y pudo tomar el camino de vuelta desde Calicut el 29 de Agosto de 1498, y tras otro largo año de travesía, perdiendo buena parte de la tripulación y abandonando una de las naos por no tener suficiente marinería, tuvo que recalar en las Azores con el capitán del otro navío, su hermano Paulo que enfermo moriría allí sin ver de nuevo Europa. Mientras se envió a Lisboa con la noticia a la carabela, que llegaría al Tajo el 12 de Julio de 1499. El rey al conocer la noticia y desarrollo del viaje, además de premiar con títulos y rentas a los pioneros, mandó cartas y documentos a los reyes de Castilla y Aragón para que tuvieran firme conocimiento de las rutas y lugares de los que la Corona de Portugal era soberana, y que los españoles debían respetar en virtud a los tratados de Alcaçovas y Tordesillas.

Fuente: Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada