domingo, 9 de mayo de 2010

9 de mayo de 1941: Captura de la máquina "Enigma"

Siguiendo con la línea de confesiones, creo que es de justicia comenzar diciendo que a cualquiera que efectúe una aproximación a las efemérides navales le va a resultar dificil alejarse del periodo comprendido entre 1939 y 1945. La Segunda Guerra Mundial significó un periodo de conflicto armado en todos los océanos que ha dejado un reguero de información detallada y estudiada que sencillamente no se puede dejar a un lado.

Esto es lo que ocurre con la historia de hoy. Nos encontramos en mayo del año 1941. Gran Bretaña y su imperio se han quedado solas en la lucha contra Alemania. Tras el fracaso del proyecto de invasión de las islas, los alemanes optan por estrangular las líneas de comunicaciones marítimas con sus submarinos, los "U Boote". La batalla por la supervivencia de Gran Bretaña se libra a diario en el atlántico norte, en la superficie y sus profundidades.

En este combate los alemanes cuentan con el sistema de control de los submarinos desde el cuartel general del almirante Karl Dönitz, que a través de un sistema de comunicaciones centralizadas puede recibir y transmitir a los submarinos las posiciones de los convoyes enemigos y así concentrar sus fuerzas para un ataque simultáneo, normalmente de noche y en superficie, al mismo convoy, saturando sus defensas. Es lo que se llama "Manada de lobos"

Este sistema tiene dos ejes, las antenas transmisoras repartidas por toda la costa europea desde Noruega hasta Galicia, y la máquina enigma. Este dispositivo, similar a una máquina de escribir, codifica automáticamente los mensajes con una clave segura. Hay una enigma a bordo de cada submarino, y se hace hincapié en que ninguna sea capturada por el enemigo.

Sin embargo, esto es lo que va a pasar cuando el 9 de mayo de 1941, U 110 mandado por el capitán Lemp, atacó el convoy OB 318. Localizado, fue atacado por la corbeta Aubrietia, a la que se unieron posteriormente los destructores Broadway y Bulldog. Tocado, el submarino alemán subió a la superficie en un último esfuerzo. Lemp ordenó a sus hombres abandonar el buque, y seguro de su inminente hundimiento, saltó al agua. Posteriormente se dió cuenta de que no se hundía e intentó regresar a nado. Ahí las versiones difieren, o bien se ahogó intentando llegar o bien fue alcanzado por los disparos que los ingleses efectuaron desde el Bulldog para impedir que activase las cargas de demolición que los submarinos alemanes llevaban para esos casos. Lo cierto es que desapareció entre las olas, y el Bulldog pudo abarloarse al U110 y abordarlo.

La partida de abordaje capturó la máquina enigma, libros de cifrado y códigos e instrucciones de manejo. Posteriormente, el almirantazgo ordenó que el Bulldog hundiese el U110 para evitar que el espionaje alemán pudiera saber de la captura y de la posible ruptura de su código, algo que indudablemente ocurriría si el U110 era remolcado a una base inglesa. En ese caso, los alemanes cambiarían la clave e incluso podrían desarrollar otro modelo de máquina, con lo que una valiosa arma se perdería.

El servicio de contrainteligencia de Gran Bretaña llevaba ya tiempo intentando descifrar el código de la máquina enigma, en sus instalaciones de Blentchey Park. La captura de la máquina utilizada por la Kriegsmarine y el resto de documentación permitió romper el código y leer los mensajes de Dönitz a sus "lobos" al mismo tiempo que los destinatarios. El proyecto recibió el nombre de ULTRA, y la anticipación con la que pudieron conocerse los planes del enemigo, sus fortalezas y debilidades, fue un factor determinante en la guerra en general y en la batalla del atlántico en particular.

La ruptura del código alemán fue uno de los hechos decisivos de la guerra. En casi todos los momentos determinantes de la guerra en europa los mensajes descodificados por ULTRA permitieron a los comandantes aliados saber las intenciones alemanas, sus fuerzas y sus debilidades, e incluso la fecha de sus ofensivas. El Alamein, la operacion Torch, el desembarco de Normandía... en todas esas operaciones ULTRA tuvo un papel destacadísimo. De hecho algunas de las informaciones reveladas por ULTRA no pudieron ser usadas para que los alemanes no supiesen que sus comunicaciones estaban siendo descifradas.

1 comentario:

  1. Los interesados en la guerra submarina y La batalla del Atlántico, pueden enlazar con:
    http://www.navegar-es-preciso.com/news/accion-naval-al-wsw-de-tenerife-u-111-versus-hms-lady-shirley-o-el-cazador-cazado/

    ResponderEliminar